Noticias

Ciudad de México

UCR es invitada de honor a feria internacional del libro universitario

Manrique Vindas Segura
Cesar A. Parral

La Universidad de Costa Rica (UCR) acude como invitada de honor a la Feria Internacional del Libro de los Universitarios y las Universitarias (FILUNI), organizada por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En la Feria Internacional del Libro Universitario (FILUNI) en México, se exhibirá la producción editorial de la UCR por medio del Sistema Editorial y de Difusión de la Investigación (SIEDIN).

Fuente:
UCR

La Feria Internacional del Libro de los Universitarios y las Universitarias (FILUNI), que organiza anualmente la UNAM, cuenta con universidades invitadas de honor y universidades participantes y expositoras de toda Latinoamérica y España.

En la IV edición que se realizará este 2022, también se ha seleccionado como invitada de honor a la Universidad Complutense de Madrid (UCM), España.

Todas las universidades participantes aprovechan el evento para dar a conocer su producción editorial y promocionar sus libros, además de buscar alianzas e intercambiar experiencias.

Las universidades que son invitadas de honor, deberán además presentar un programa cultural.

En representación de la UCR asiste el Sistema Editorial y de Difusión de la Investigación (SIEDIN), en la figura de la Editorial Universidad de Costa Rica (Editorial UCR).

Programa cultural

Según informó su director del SIEDIN, Dr. Guillermo Rosabal Coto, han preparado un programa cultural fresco y edificante, desde la salud y las artes, que consistirá en talleres totalmente presenciales, liderado principalmente por personas jóvenes de nuestra Universidad, y dirigido al estudiantado más joven de la UNAM (Entre 16 y 18 años de edad).

El Dr. Rosabal explicó que “en la coyuntura actual de pospandemia, queremos trascender el modelo tradicional de conferencia y clase magistral en torno a libros y cultura editorial, y más bien compartir experiencias y maneras de ser que sirvan para aliviar la tensión por el aislamiento social y acercarnos para identificar y construir, en modo solidario y resiliente, posibilidades y escenarios ante retos del pospatriarcado y la pospandemia”.

En este sentido, explicó que el SIEDIN se apega a los tres ejes temáticos establecidos para la FILUNI, que son: pospandemia, pospatriarcado y equidad de género, y juventudes.

Para ello el programa cultural comprende cuatro talleres, una gira de biodiversidad, un espectáculo escénico y una muestra de cine costarricense. 

El Dr. Rosabal explicó que “dos de los talleres están a cargo de dos jóvenes docentes innovadores, profesionales en salud. El tercero trae las raíces y el saber de una leyenda artística afrocaribeña costarricense. El cuarto es una propuesta de prácticas innovadoras y disruptivas para sentir y pensar que todos (as) somos seres musicales”.

Agregó que “por medio de una gira de biodiversidad, se pretende acercar las investigaciones y pensamiento de profesionales de biología de la UNAM y la UCR, tomando en cuenta que la diversidad biológica es un área fuerte de investigación de nuestra Universidad. Uno de los instructores de esa gira será el biólogo y actual rector de la UCR, Dr. Gustavo Gustavo Gutiérrez Espeleta.

Además habrá una muestra de cine costarricense “que pretende acercar a ambas universidades bajo problemáticas comunes y soluciones particulares en nuestra América Latina bajo temáticas de gran interés actual, como por ejemplo, el género”.

Finalmente explicó que “un espectáculo escénico nos reta a pensar la vejez desde la perspectiva de las mujeres”

Primeros frutos

Aunque la FILUNI se lleva a cabo en agosto, la participación de la UCR como invitada de honor ya está dando frutos. 

Este mes de junio se llevó a cabo en la UNAM la actividad denominada “Desayuno con bibliotecarios”, donde las dos universidades invitadas de honor hacen una presentación de su producción editorial ante 140 bibliotecarios (as) de universidades de México.

En esta actividad la Editorial UCR presentó su catálogo en versión digital y llevó una gran muestra de libros impresos de temáticas tan diversas como estudios culturales, migraciones y narcotráfico. Además, obsequió ejemplares a los bibliotecarios (as) participantes.

En dicho encuentro el SIEDIN estrechó lazos con Ediciones Complutense, que es la editorial de la Universidad Complutense de Madrid.

Según explicó el Dr. Rosabal, esta última editorial va a asesorar a la jefatura de edición y la jefatura de comercialización y ventas del SIEDIN. “Nos va a asesorar a ellas y a mí, y a los respectivos equipos, en todos los pasos para poder llegar a certificarnos en la norma internacional ISO 9001, en  la edición y distribución”.

El director del SIEDIN agregó que es importante participar en la FILUNI porque es una vitrina para exhibir la producción editorial de la UCR.

En ese sentido explicó que es una oportunidad para que “se muevan los libros. Que lo que tenemos salga fuera del país, pero también es importantísimo ver la oferta de las otras editoriales, ir a ver los 'stands', para ver qué temas están publicando, a cuáles autores o autoras, en cuáles formatos y en los formatos digitales qué tienen en acceso abierto, cómo negocian los derechos, ver la parte gráfica, la diagramación, los diseños de portada, las estrategias de divulgación y ventas”.

Además mencionó que “hay un espacio en la FILUNI que es específicamente para negocios. Hay un lugar acondicionado donde va a haber sesiones, donde la gente de las universidades nos vamos a sentar a negociar la compra y venta de derechos para publicar obras que tenemos las editoriales.” 

La FILUNI se llevará a cabo del 30 de agosto al 4 de setiembre de este 2022 y es organizada por la Coordinación de Difusión Cultural de la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial de la UNAM.

El evento tendrá lugar en el Centro de Exposiciones y Convenciones (CEC)  de esa Universidad,  ubicado en la Ciudad de México.

Como etapa previa a la FILUNI, el director del SIEDIN, Dr. Guillermo Rosabal Coto participó en el “Desayuno con bibliotecarios”, donde la UCR presentó su producción editorial ante cerca de 140 bibliotecarios (as) de universidades de México.