Ciencia en el mundo

Países africanos podrán producir vacunas contra el coronavirus SARS-CoV-2

SINC
Rev. Manrique Vindas Segura
Cesar A. Parral

Egipto, Kenia, Nigeria, Senegal, Sudáfrica y Túnez serán los primeros receptores de la transferencia de esta tecnología de vacunas, según ha informado la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Bruselas, Bélgica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus socios trabajarán con las autoridades de salud de Egipto, Kenia, Nigeria, Senegal, Sudáfrica y Túnez para que estos países puedan empezar a producir vacunas lo antes posible.

Fuente:
SINC

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado este viernes que Egipto, Kenia, Nigeria, Senegal, Sudáfrica y Túnez serán los primeros países en el continente africano a los que se suministrará la tecnología necesaria para producir vacunas de ARN mensajero, también llamadas vacunas de ARNm. Estos seis países habían presentado previamente su solicitud y ahora han sido seleccionados como receptores.

El responsable de la OMS ha hecho este anuncio en la cumbre de la Unión Europea y de la Unión Africana celebrada en febrero en Bruselas.

El Centro de Transferencia de Tecnología ARNm COVID-19 se creó en 2021 con el objetivo de apoyar a los fabricantes de los países de ingresos bajos y medios para que puedan producir sus propias vacunas con esta tecnología. Esta Institución trata de garantizar que dispongan de todos los procedimientos operativos y conocimientos técnicos necesarios para fabricar vacunas de ARNm a escala y según las normas internacionales.

Creado principalmente para hacer frente a la emergencia de la pandemia del coronavirus, el centro tiene el potencial de ampliar la capacidad de fabricación de otros productos, dando el control sobre el tipo de vacunas y otros productos que necesiten para poder hacer frente a sus prioridades sanitarias.

Iniciar la producción lo antes posible

En función de la infraestructura, el personal y la capacidad de investigación clínica y reglamentaria existentes, la OMS y sus socios trabajarán con los países beneficiarios para elaborar una hoja de ruta y poner en marcha la formación y el apoyo necesarios para que puedan empezar a producir vacunas lo antes posible.

Según Tedros Adhanom, “ningún otro acontecimiento como la pandemia del COVID ha mostrado que la dependencia de unas pocas empresas para el suministro de bienes públicos mundiales es un factor restrictivo y peligroso”.

El director general concluye que “a mediano y largo plazo, la mejor manera de hacer frente a las emergencias sanitarias y alcanzar la cobertura sanitaria universal, es aumentar la capacidad de todas las regiones para fabricar los productos sanitarios que necesiten, con un acceso equitativo como meta principal”.

Por su parte, Médicos Sin Fronteras (MSF) —que ha realizado un estudio en el que muestra la capacidad de empresas del Sur global para producir vacunas COVID de ARNm, si hay una transferencia adecuada—, ha instado a la farmacéutica Moderna a que preste asistencia técnica para acortar los plazos de producción de la vacuna. La organización recuerda que esta compañía recibió un importante financiamiento de fondos públicos para desarrollar su vacuna.

La transferencia de tecnología a Egipto, Kenia, Nigeria, Senegal, Sudáfrica y Túnez, para producir vacunas de ARNm fue anunciada durante la cumbre de la Unión Europea y de la Unión Africana celebrada en febrero en Bruselas, Bélgica.

Fuente: OMS