Noticias

País muestra decrecimiento de actividad emprendedora

César A. Parral

La actividad emprendedora de Costa Rica decreció un 35% del 2012 al 2014. La cantidad de negocios establecidos pasó de 4.8% en el 2012 a un 2.53% en el 2014, es decir casi 46,000 personas han descontinuado su negocio en este período.

El reporte nacional de emprendimiento destaca el avance logrado en este campo a nivel educativo en la formación profesional y universitaria. En el caso de la UCR además cuenta con AUGE, una agencia para gestionar nuevos emprendimientos.

Esta es una de las conclusiones del Reporte Nacional de Costa Rica 2014 del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), el cual muestra la perspectiva local sobre emprendimientos, retos y crecimientos en el país. El Informe fue presentado el pasado 22 de mayo en la Universidad de Costa Rica.

El proyecto GEM es el resultado del esfuerzo académico y de coordinación interinstitucional de 73 países que comprenden el 74% de la población mundial y el 87% en términos del Producto Interno Bruto (PIB) mundial de esas economías y que constituye el proyecto de investigación sobre emprendimiento más importante a nivel mundial.

En Costa Rica la investigación del GEM es el resultado del trabajo de colaboración conjunta entre la Cátedra de Innovación y Desarrollo Empresarial de la UCR, la Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR) y la Asociación Incubadora Parque Tec.

En el GEM se denomina emprendedores (as) en etapas iniciales a la proporción de la población adulta y nacional que es dueña de un negocio que no supera los 3.5 años de antigüedad.

De acuerdo con el Reporte, en Costa Rica el 11.10% de la población adulta entre 18 y 64 años se considera una persona emprendedora en etapas iniciales, lo que corresponde aproximadamente a 300,000 personas.

Esta estimación comprende 7,60% de nuevas personas emprendedoras que no han pagado salarios por más de tres meses y un 3,50% de emprendedores (as) que han pagado salarios por más de tres meses y menos de 3.5 años; adicionalmente a esta tasa existe un 2.53% de personas emprendedoras establecidas que han pagado salarios por más de 3.5 años.

Las mujeres y los hombres emprenden en etapas iniciales por igual, en el caso de los hombres llegan a un 11.66% de la población adulta, mientras que en el caso de las mujeres un 11.02% de la población.

Sin embargo no todo es negativo, de acuerdo con el informe GEM 2014, uno de los aspectos positivos más importantes es el aumento en el emprendimiento que surge porque visualiza una oportunidad de negocios en contraste con el comportamiento que surge por necesidad y subsistencia. Esto tiene que ver con la fase de desarrollo del país.

Buena imagen

La gran mayoría de la población considera positivamente al emprendedor en Costa Rica, el 61.33% de la población adulta considera que las personas que alcanzan abrir un nuevo negocio obtienen un alto prestigio social, un 59% opina que ser una persona empresaria es una opción de carrera deseable y un 79.70% considera que los medios de comunicación hacen visible casos de emprendedores y emprendedoras exitosas.

En términos generales la persona emprendedora en Costa Rica es de sexo masculino o femenino bordeando los 36 años, de clase media, con grados educacionales superiores a los obligatorios, dueño y dueña de negocios orientados preferentemente al sector servicios y al consumidor.

Sin embargo el informe apunta que tanto los emprendimientos existentes, como los que se encuentran en etapas iniciales no están enfocados, en su amplia mayoría, al mercado exportador, dado que el 89.5% de los emprendimientos establecidos y 73% de los emprendimientos iniciales manifestaron que no tienen clientes en el extranjero.

Modelo GEM

El modelo GEM hace una distinción entre las fases del desarrollo económico según la tipología definida por Michael Porter y otros (2000) y el Reporte Global de Competitividad (GCR, por sus siglas en inglés): “Economías basadas en recursos”, “economías basadas en la eficiencia” y economías basadas en la innovación”.

Cada una de estas etapas también posee diferentes características, las cuales se ven reflejadas en distintos aspectos de la actividad productiva. Según esa clasificación en lo que se refiere a la subregión centroamericana, Costa Rica, el Salvador y Panamá se catalogan como economías basadas en la eficiencia.

Mientras que Nicaragua, Honduras y Belice se clasifican como economías basadas en factores productivos básicos y Guatemala se clasifica como una economía en transición de la etapa basada en factores productivos básicos, a la etapa basada en eficiencia.

Temas pendientes

De acuerdo con el Informe GEM, Costa Rica ha tenido leves mejoras en el campo del emprendimiento, sin embargo en algunos aspectos no se ubica entre las principales naciones en el ámbito internacional del GEM 2014.

Aún se precisan cambios fundamentales para la consecución de un subsistema de apoyo al financiamiento, se debe garantizar la elaboración de programas de gobierno que promuevan el emprendimiento en diferentes sectores de la población y especialmente en las zonas rúales, así como garantizar su continuidad a pesar de los cambios de gobierno.

La posición del país con respecto a la relevancia que tiene el tema del emprendimiento en los programas educativos en la enseñanza primaria y secundaria, debe llevar a la reflexión y a crear una estrategia país que consolide un modelo educativo de calidad, con cobertura nacional y que promueva una mayor cultura de innovación y emprendimiento desde edades tempranas.

No obstante lo anterior, el Informe destaca el avance experimentado en esta materia en el nivel educativo en la formación profesional y universitaria, aquí el reto está en lograr crear un ambiente que promueva, facilite y de instrumentos de apoyo, a quienes inician sus emprendimientos a fin de lograr su consolidación”, concluye el Informe.

Más información al Teléfono: (506) 2511-1323 o al correo-e: rafael.herrera@ucr.ac.cr

DESCARGAR INFORME COMPLETO.