La competencia se realiza todos los años en la UCR

Jóvenes entrenan para la competencia de robótica más importante del país

Manrique Vindas Segura

En la competencia pueden participar jóvenes de secundaria y universitarios. Para inscribirse pueden ingresar a la página: http://www.robotifest.com.

Colegiales y universitarios se preparan para el concurso de robótica de tecnología abierta RobotiFest UCR 2016, cuya fecha de inscripción cierra el  próximo 30 de mayo del 2016.

Este año la Escuela de Ingeniería Industrial de la Universidad de Costa Rica (UCR), que organiza el certamen, incorporará una nueva categoría de competencia, además de las tres del año anterior.

El director de dicha Escuela el Dr. Eldon Caldwell Marín, quien también es el coordinador de RobotiFest, adelantó que este 2016 los participantes podrán competir en el denominado “Reto NAO”, el cual consiste en programar a los robots humanoides autónomos NAO que tiene la Escuela, para que realicen una tarea determinada.

El Dr. Caldwell explicó que “Vamos a tener un NAO Challenge diseñando retos específicos que tienen que ser ejecutados por equipos con esos robots humanoides, en la categoría de colegio y en la categoría de Ingeniería Industrial. Esta última estará dirigida a las tres sedes donde opera la carrera de Ingeniería Industrial de manera que será una especie de campeonato interno entre sedes”.

Los otros retos que ya venían desde la competencia del año pasado son: Reto Manufactura y Logística de Desarrollo Sostenible: Mejorar la productividad o calidad de una cadena de abastecimiento mediante el uso innovador de robótica.

Reto Vida Cotidiana: Mejorar el bienestar de las personas o sus condiciones de vida mediante la aplicación de la robótica en el ambiente cotidiano.

Reto Aeroespacial: Desarrollar el conocimiento y la experiencia en torno a la navegación y exploración terrestre por medio del uso de robots tipo “Rover”.

En este último reto se está haciendo un esfuerzo especial para que alguno de los equipos lo logre superar en un 100%, ya que en años anteriores ninguno lo ha conseguido, ni en la competencia nacional ni en la internacional, aunque sí han ganado los concursos nacional e internacional con el mejor acercamiento al reto.

Para ello se están realizando capacitaciones a los participantes del reto aeroespacial que incluyen talleres con expertos internacionales que los apoyen para que puedan superar el desafío.

Para ello se cuenta con la participación del científico costarricense Dr. Andrés Esteban Mora Vargas, radicado en los Estados Unidos de América (EEUU) e  investigador de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) y el Dr. Erc Rohmer, investigador y profesor en robótica de la Universidad Estatal de  Campinas,  en Brasil.

El Dr. Caldwell detalló que “los dos ganaron el concurso mundial cuando estaban estudiando en la Universidad de Tohoku en Japón. Entonces tienen la experiencia no solo de participar, sino de haber ganado la competencia. Eso nos parece muy importante para transmitirle a los muchachos que es posible hacerlo , pero que se necesita cierta dedicación y ciertos tips.”

Competencias internacionales

Los  equipos que alcancen los primeros lugares en tres de los retos mencionados, tendrán la oportunidad de representar al país en competencias de robótica internacionales o de realizar pasantías en el extranjero.

Así por ejemplo el equipo de colegios científicos y técnicos, lo mismo que el equipo de estudiantes de Ingeniería Industrial que gane el Reto NAO podrán participar en la competencia NAO Challenge de Latinoamérica,  que se realiza en México en el 2017.

Los ganadores del primer lugar de la categoría Reto Espacial tendrán la posibilidad de viajar a Nevada, EEUU, para participar en la Competencia Mundial de Robótica ARLISS 2016. (por sus siglas de A Rocket Launch for International Student Satellites).

Por su parte, el equipo ganador del Reto Manufactura, Logística y Desarrollo Sostenible podrá viajar a uno de los laboratorios de robótica de alto nivel de la empresa FESTO, EEUU,  que es una de las firmas líderes en el mundo en creación de robots.

Además los tres primeros lugares de cada una de las categorías recibirán un reconocimiento de parte de los organizadores y patrocinadores.

El día del certamen va precedido de un largo proceso de inscripción y selección, seguido de talleres y conferencias a los participantes para proveerles de mayor conocimiento y herramientas para realizar con éxito sus proyectos.

Para suscribirse puede ingresar a la página: http://www.robotifest.com. Los organizadores esperan que se inscriban entre 30 y 40 equipos.

Para mayor información, los interesados pueden ingresar a la página electrónica: http://www.robotifest.com o llamar a la Escuela de Ingeniería Industrial de la UCR a los números (506) 2511-6638,  (506) 2511-6696 o bien al correo-e: ingenieria.industrial@ucr.ac.cr.

ANTECEDENTES DE ROBOTIFEST

En el 2012 se realizó la primera edición de RobotiFest UCR, la cual se originó como un medio para incentivar la utilización de soluciones robóticas y de sistemas automatizados originales y creativos en la industria y en la vida cotidiana.

Ese año se contó con la participación de 12 equipos finalistas divididos en la categoría general y el Reto James Bond.

Para la segunda edición se tuvo un total de 35 participantes entre las dos categorías: general (21 participantes, 7 proyectos) y ARLISS (14 participantes, 5 proyectos). El equipo ganador del Reto ARLISS representó a Costa Rica y Latinoamérica por primera vez en un concurso internacional.

El equipo ganador de la categoría general ganó una pasantía en el Johnson Space Center de la NASA en Texas, EEUU.

En el 2014 se ampliaron los retos de dos a cuatro: Reto Aeroespacial, Reto Desarrollo Sostenible, Reto Arte Robótico y Reto Vida Cotidiana.

En el 2015 vuelve al modelo de tres desafíos: Reto Aeroespacial, Reto Vida Cotidiana y Reto Manufactura y Logística Sostenible.

En el 2016 se amplía de nuevo a cuatro retos con la introducción del nuevo Reto NAO.

 

Este año los participantes podrán competir en el denominado “Reto NAO”, el cual consiste en programar a los robots humanoides autónomos NAO que tiene la Escuela, para que realicen una tarea determinada.