Proyectos destacados

Investigación analiza políticas y gestión institucionalizada del embarazo

Fuente:

Nombre del proyecto

Poder obstétrico en Costa Rica: políticas y gestión institucionalizada del embarazo, parto y posparto.

Objetivo general

Exponer el estado actual del modo en que se procede para la toma de decisiones y la gestión en torno a la violencia derivada del ejercicio del poder obstétrico en Costa Rica.

MSc.Gabriela Arguedas Ramírez, investigadora del CIEM-UCR

Objetivos específicos

  • Analizar la relación del poder obstétrico con las políticas públicas en torno al embarazo, parto y postparto en Costa Rica, determinando si en la toma de decisiones se visibiliza esa forma de poder.
  • Examinar las políticas públicas (decretos, reglamentos, leyes, etc.) adoptadas hasta la actualidad por parte de gobiernos, ministerios e instituciones para atender la violencia obstétrica.
  • Describir la gestión institucional de las entidades responsables en la atención y erradicación de la violencia obstétrica.

Descripción del proyecto

La presente investigación pretende estudiar el estado actual de la toma de decisión y gestión en Costa Rica en torno a la violencia obstétrica, dando especial atención a las políticas públicas, la institucionalidad, la legalidad y la visión sobre la violencia obstétrica que impera en la comunidad médica asociada, para así determinar la situación de la problemática en el país, la investigación por ende, pretende efectuar un diagnóstico sobre la violencia obstétrica que dilucide la orientación y disposición político-institucional para la erradicación de esta forma de violencia contra las mujeres.

Logros destacados

El proceso de tecnificación de la medicina de parto puede rastrearse desde la Edad Media, pero comienza un fuerte crecimiento en el siglo XVII en Francia,  principalmente con el auge de la cirugía obstétrica, que impulsaba por ejemplo la posición horizontal en el parto, elemento que no era parte de la práctica del momento.

Con la posición decúbito, vino también la concepción médica de la subordinación (practicada en todas las ramas de la medicina) del o de la paciente al médico, esa obediencia se debe al poder del saber médico sobre la mujer, sus deseos, sensaciones, y conocimiento del propio cuerpo.

Está claro que esa violencia en el proceso de parto es parte de la medicalización, tecnificación, mecanización e impersonalidad del mismo, la docilidad de las mujeres es la piedra angular para la nueva forma de comprensión del parto, que trae consigo una colonización del útero por parte del patriarcado.

La tecnificación del proceso de parto ha constituido un modelo médico hegemónico que trata a las mujeres embarazadas como enfermas, llevando el proceso al ámbito médico: al hospital, generando una imposición médica que además de estar institucionalizada, patologiza y estandariza un proceso complejo.

El poder del saber médico y su paradigma paternal, son expresión del patriarcado, pues delega como sujeto principal del proceso a las mujeres, para asentar al médico o a la médica en el rol protagónico, apropiándose del proceso y rediciendo a las mujeres a un procedimiento médico y no entendiéndola como sujeta de derecho.

Es por ello que se habla de maternidades intervenidas, aquellos procesos de embarazo, parto y posparto regulados y controlados por el poder hegemónico de lo médico, quien determina las prácticas correctas y los parámetros de normalidad, legitimados a su vez por el Estado y el prestigio social.

La patologización del parto y el enfoque biomédico del saber crean mujeres fragmentadas, cosificadas, despojadas de autonomía y víctimas de violencia obstétrica, entendida como “la apropiación del cuerpo y procesos reproductivos de las mujeres por personal de salud, que se expresa en un trato jerárquico deshumanizador, en un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales, trayendo consigo pérdida de autonomía y capacidad de decidir libremente sobre sus cuerpos y sexualidad impactando negativamente en la calidad de vida de las mujeres”.

Esta investigación pretende estudiar el estado actual de esa toma de decisiones en Costa Rica, dando énfasis a las políticas públicas de los gobiernos, la legalidad y la gestión institucional.

Área geográfica de influencia

Población beneficiaria

La población que se beneficia con este proyecto es variada: Académicos (as) y estudiantes, principalmente de las universidades públicas, interesados (as) en la violencia obstétrica. Los académicos (as) y estudiantes principalmente de las universidades públicas involucradas en proyectos de salud, género y embarazo. Los tomadores (as) de decisiones, en especial los relacionados con las políticas de salud de las mujeres. Las organizaciones sociales vinculadas a la salud, especialmente organizaciones de mujeres y feministas relacionadas a la violencia obstétrica. La investigación desarrollada por este proyecto beneficiará a una parte importante de la sociedad costarricense: las mujeres embarazadas en parto o puerperio, además de ellas otros actores beneficiados son: Universidades públicas y privadas con unidades o equipos académicos que desarrollan problemáticas similares. Gremios de profesionales de las ciencias de la salud, medicina obstétrica y políticas públicas que podrán actualizar sus conocimientos. Tomadores de decisiones en los niveles nacional, regional y local que podrán tener un marco de referencia debidamente fundamentado. Estudiantes de las ciencias sociales, filosofía y ciencias de la salud principalmente de las universidades públicas, dado que el fruto de esta investigación podría ser tomado como texto de discusión para algunos cursos, trabajos finales de graduación, seminarios y demás.