UNIDADES DEBEN ELABORAR PROTOCOLO SANITARIO

Vicerrectoría anuncia nuevas directrices sobre investigación en el marco de la pandemia

Esta semana las autoridades de la Vicerrectoría de Investigación se reunieron con los directores (as) de unidades de investigación y otras instancias inscritas para comunicar nuevas prioridades, directrices y protocolos para la investigación en el marco de la crisis sanitaria generada por el coronavirus Sars-Cov-2, que provoca la enfermedad COVID-19.

Dr. Adrián A. Pinto Tomás, vicerrector de investigación de la Universidad de Costa Rica.

La actividad se realizó entre el jueves 25 y el viernes 26 de junio del 2020 de manera virtual por medio de la plataforma Zoom, y contó con la participación de cerca de ochenta personas directoras de centros, institutos, estaciones experimentales, unidades académicas, sedes regionales y de instancias adscritas a la Vicerrectoría.

En la primera parte de la reunión el Dr. Adrián A. Pinto Tomás, vicerrector de investigación, explicó a las personas directoras las cinco prioridades que desarrollará la Vicerrectoría durante el período de transición del rector Carlos Araya Leandro, así como las personas responsables de coordinar cada uno de los ejes de acción. (VER INFORMACIÓN).

El apoyo a las personas investigadoras de todas las sedes estará a cargo del Dr. Francisco Saborío Pozuelo, director de Gestión de la Investigación de la Vicerrectoría de Investigación. Los esfuerzos institucionales para enfrentar el CoVid-19 serán coordinados por la Dra. Marianela Cortés Muñoz, directora de la Unidad de Gestión y Transferencia del Conocimiento para la Innovación (PROINNOVA).

El fortalecimiento de la vinculación de la UCR con la sociedad costarricense estará a cargo del MBA. Luis Jiménez Silva, director de la Agencia Universitaria para la Gestión del Emprendimiento (AUGE-UCR).

El apoyo a los esfuerzos de internacionalización de la investigación será liderado por la Licda. Cristina Alvarado Ulloa, coordinadora de la Unidad de Promoción de la Vicerrectoría de Investigación.

Finalmente, la gestión de datos como apoyo al Rector en la negociación del Fondo Especial de la Educación Superior (FEES) y el establecimiento del Plan Nacional de la Educación Superior, será dirigida por la M.Sc. Melissa Torres Zamora, coordinadora de la Unidad Gestión de la Calidad de la Investigación (UGC) y la Licda. Ana Cristina Alvarado Ulloa.

Por su parte, el Dr. Saborío explicó que en el marco del plan de apoyo a las personas investigadoras desarrollará o evaluará el Plan Estratégico de Investigación, fomentará las actividades, programas y proyectos entre sedes y buscará fortalecer la participación de estas en la investigación, particularmente de aquellas que históricamente han tenido una menor participación.

Asimismo durante el segundo semestre desarrollará lo que denominó “Proyecto Guía”, que consiste en identificar investigadores (as) que tengan una idea de investigación definida, que hayan identificado un fondo de financiamiento y que reciban apoyo de la Vicerrectoría, a través del Consejo de Evaluación de la Vicerrectoría de Investigación (CEVI) y otras instancias, para la presentación y mejora de los proyectos, con el fin de lograr mayores probabilidades de éxito en la consecución de fondos.

El académico hizo una descripción de los ámbitos de acción de la Vicerrectoría en la actualidad y sugirió algunos cambios en los procesos internos para fortalecer la investigación en la actual coyuntura.

Además, promoverá la capacitación de las personas investigadoras en algunas áreas específicas y continuará con la evaluación de centros e institutos.

Dr. Francisco Saborío Pozuelo, director de gestión de la investigación de la Universidad de Costa Rica.

Regreso a la presencialidad

Como parte de los cambios que deben hacer las unidades para retomar algunas actividades presenciales, se anunció una propuesta de “Protocolo general para el desarrollo de las actividades de investigación para unidades adscritas a la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Costa Rica en el marco de la emergencia por la enfermedad COVID-19”, elaborado por la Vicerrectoría de Investigación. (VER PROTOCOLO).

El objetivo es “Establecer una serie de medidas preventivas y de mitigación, a nivel general para el ámbito de Investigación, acordes con lo establecido por el Ministerio de Salud y la Universidad de Costa Rica, que permita la continuidad de los servicios y actividades de investigación en la Universidad de Costa Rica, minimizando el riesgo de contagio del virus SARS-CoV-2”.

Este documento servirá como base a las unidades de investigación: centros, institutos, estaciones experimentales, unidades de apoyo a la investigación, unidades especiales de investigación, para que las jefaturas, junto con sus colaboradores (as), establezcan su propio protocolo de acuerdo con las condiciones propias del personal y de los servicios que brinda la unidad.

El Dr. Saborío, junto al Ph.D. Freddy Brenes Azofeifa, jefe de Unidad de Salud Ocupacional y Ambiental, expusieron los principios y componentes de un protocolo sanitario, tales como los objetivos, los principios generales, protocolos generales y específicos y equipos y materiales.

Según manifestó el Dr. Saborío, un elemento esencial de cualquier protocolo es el tema de la presencialidad. Las medias que tomen las unidades en esta materia deberán basarse necesariamente en los lineamientos planteados por la Vicerrectoría de Investigación, que a su vez corresponden a los lineamientos del Ministerio de Salud.

De acuerdo con la Circular R-21-2020, el 3 de julio del 2020 es el último día para presentar la solicitud de aprobación de actividades presenciales ante la Vicerrectoría de Investigación (VER INFORMACIÓN).

Paralelamente las unidades de investigación deberán desarrollar sus propios protocolos basados en los lineamientos elaborados por la Vicerrectoría de Investigación y presentarlos a esta para su respectiva aprobación.

Según el cronograma definido por la circular de la Rectoría, R-21-2020; del 27 al 31 de julio del 2020 cada unidad académica deberá promulgar los protocolos específicos para sus actividades presenciales y remitirlo a la vicerrectoría correspondiente y al Centro Coordinador Institucional de Operaciones (CCIO) de la UCR.

Los jerarcas de la Vicerrectoría aclararon que los protocolos que se presenten ante la Vicerrectoría podrán ser revisados y actualizados posteriormente por las unidades, de acuerdo con las condiciones organizativas internas y considerando la situación sanitaria del momento.

El objetivo, es definir un escenario universitario con baja probabilidad de exposición al coronavirus SARS-CoV-2 en el desarrollo de actividades presenciales que necesariamente deban realizarse.

Explicaron que el regreso a la presencialidad no lo define la necesidad, sino la posibilidad de dar condiciones seguras y considerando el riesgo que se defina tomar…”el riesgo nunca es cero en una pandemia”, enfatizaron las autoridades.

Consideran que el eventual regreso a las actividades presenciales deberá ser paulatino, ordenado y progresivo, siempre que las condiciones epidemiológicas y sanitarias lo permitan, las autoridades de salud lo autoricen y se cuente con los recursos y la logística requerida.

Dos de los aspectos que deben incluir los protocolos que elaboren las unidades de investigación son por ejemplo el aforo máximo, dependiendo del espacio con que se cuente, y la garantía del distanciamiento físico para las personas que deban permanecer en las instalaciones por razones laborales, de estudio o investigación.

Dra. Marianela Cortés Muñoz, directora de la Unidad de Gestión y Transferencia del Conocimiento para la Innovación (PROINNOVA)

Iniciativas COVID-19

La Dra. Marianela Cortés Muñoz hizo una breve exposición sobre las iniciativas que está desarrollando la Institución en diferentes ámbitos de su quehacer.

Explicó que en una primera revisión general realizada en la Institución, se detectaron 44 iniciativas que tienen que ver con el combate a la pandemia en la que participan más de cien investigadores y docentes y la colaboración de cerca de 50 actores, tanto nacionales como internacionales, incluyendo universidades, empresas, emprendedores y entidades de gobierno.

Según la Dra. Cortés, diversos sectores académicos han planteado ideas de acciones que pueden desarrollar desde su experiencia, formación y capacidad instalada de sus unidades académicas o de investigación para solventar los faltantes de insumos y equipos requeridos para diagnosticar y atender a los pacientes, o para solventar las consecuencias directas e indirectas de esta enfermedad en la sociedad.

Algunas de ellas están relacionadas con el desarrollo y producción interna de dispositivos con insumos y equipos de la Universidad; desarrollo y producción interna de medicamentos, pruebas de diagnóstico y similares; desarrollo de diseños, planos, manuales, métodos y procedimientos de producción para que terceros produzcan validación de prototipos; monitoreo y tratamiento de datos para la toma de decisiones y colaboración en proyectos liderados por otras instituciones.

La académica dijo que la investigación que se desarrolle debe hacerse en el marco de la normativa que rige la Vicerrectoría de Investigación y de conformidad con los principios de ética, probidad y transparencia inherentes a una institución pública que realiza actividades de investigación.

Manifestó que en el contexto actual, las autoridades de la Vicerrectoría se comprometen a apoyar y agilizar los trámites para facilitar los procesos de inscripción de proyectos y apoyo presupuestario de proyectos, actividades y programas relacionadas a esta enfermedad (COVID-19), y sus repercusiones, de conformidad con la normativa que regula la investigación y las directrices de instituciones nacionales como el Ministerio de Salud, la Caja Costarricense del Seguro Social y otros entes.

También enfatizó la necesidad de fortalecer la divulgación de proyectos y actividades de investigación, y en los casos que se requiera, las personas investigadoras contarán con la asesoría y apoyo de las diferentes unidades de la Vicerrectoría de Investigación.

En la parte final de la exposición se aclararon algunos temas relacionados con asuntos presupuestarios, horas estudiante, horas asistente y trabajos finales de graduación.

Adicionalmente las autoridades abrieron un espacio para que las personas directoras de las unidades hicieran consultas puntuales sobre asuntos relacionados con el quehacer de la investigación en sus respectivas unidades.

La mayoría de las personas funcionarias de la Vicerrectoría se mantienen laborando vía remota cumpliendo con las tareas que corresponden a las diferentes secciones e instancias adscritas.

Además, actualmente los días martes y jueves de 8:00 a 12 m.d. la Vicerrectoría atiende gestiones de manera presencial, siempre cumpliendo con los protocolos definidos por la Institución.

 

En la video conferencia participaron cerca de 80 personas directoras de unidades académicas, de investigación, sedes regionales y estaciones experimentales, entre otras.