Nuevas instalaciones del CICA potencian investigación ambiental

Manrique Vindas Segura

El Centro de Investigación en Contaminación Ambiental (CICA-UCR) de la Universidad de Costa Rica (UCR), inauguró el pasado 30 de enero sus nuevas y modernas instalaciones en la Ciudad de la Investigación, UCR, tomando en cuenta sus necesidades para el análisis, la experimentación y la investigación.

Estas son las nuevas instalaciones del Centro de Investigación en Contaminación Ambiental (CICA-UCR) en la Ciudad de la Investigación de la Universidad de Costa Rica.

En esta nueva edificación, el CICA cuenta con seis laboratorios de investigación dedicados a estudiar la contaminación ambiental:  el Laboratorio de Calidad de Aguas (LCA), Laboratorio de Análisis de Plaguicidas y Compuestos Orgánicos (LAPCO), Laboratorio de Gases de Efecto Invernadero y Captura de Carbono (LAGEIC), Laboratorio de Aplicaciones Isotópicas y Metabolismo de contaminantes (LAIMEC), Laboratorio de  Ecotoxicología (LET) y Laboratorio de Biorremediación (LBR).

Todos ellos ahora cuentan con la infraestructura y equipo necesarios para el buen funcionamiento de un laboratorio de análisis ambiental moderno.

Además, el CICA cuenta con tres unidades adicionales: la Unidad de Muestreo (UM), la Unidad de Investigación Socioambiental (ISA) y la Unidad de Aseguramiento de la Calidad (UAC).

La ampliación del espacio, permitió crear un nuevo laboratorio. Se trata del Laboratorio de Biorremediación (LBR), encargado de investigar nuevos procesos biológicos para lograr la degradación de contaminantes del ambiente por medio de métodos amigables con la naturaleza.

Más espacio y equipos

En las nuevas instalaciones todos los laboratorios cuentan con espacios más amplios, lo que les ha permitido adquirir nuevos equipos de alta tecnología, para tener una mayor capacidad analítica y aplicar nuevas metodologías de mayor calidad, las cuales permitan detectar sustancias contaminantes que se encuentren en agua, aire, alimentos, suelos y biota (organismos vivos), incluso a niveles ínfimos.

Además se ha incrementado la seguridad a la hora de realizar experimentos, análisis y de manipular sustancias y materiales. Para ello se cuenta con cuartos fríos independientes para el almacenamiento y custodia de muestras, una bodega de reactivos y desechos adaptada a los requerimientos necesarios para su acopio.

Asimismo se construyeron áreas especializados para realizar ciertas tareas de cuidado que requieren condiciones particulares de temperatura y humedad, así como sistemas de extracción sumamente controlados.Con ese fin se acondicionaron espacios para el cultivo de organismos vivos, el cuarto libre de polvo para el análisis de metales pesados y  el cuarto para laborar con material radiactivo.

De igual forma se incrementó la seguridad de las condiciones ambientales en la que efectúan los ensayos biológicos y químicos, con la instalación  de un sistema de intercambio de aire que facilita mantener en los niveles recomendados el control de las concentraciones de vapores de disolventes. Además, los tanques con gases se colocaron en cuartos de cilindros ventilados y con acceso exterior, ya que el Centro utiliza usa 15 tipos de gases diferentes para el accionar de los equipos. Todos los laboratorios poseen drenajes de piso para lavado de emergencia en caso de derrames.

Finalmente, para tener el mínimo impacto ambiental, las aguas residuales del Centro, desaguan separadamente. Por un lado van al alcantarillado sanitario las aguas negras; por otro lado, van a una planta de tratamiento las aguas especiales.

Las mejoras realizadas permitirán aumentar tanto la capacidad analítica, como las líneas de investigación del CICA, a la vez que facilitará la realización de más aportes en materia de contaminación ambiental a nivel nacional y regional.

Sobre esto el director del CICA, el Dr. Carlos E. Rodríguez Rodríguez, manifestó que “al contar con más espacio se logró una mejor distribución de los diferentes laboratorios y unidades que conforman el CICA, lo que permitirá un mejor aprovechamiento de los recursos y un aumento en la calidad de nuestras investigaciones y otras actividades de acción social y vínculo externo que desarrollamos en nuestro Centro”.

Trayectoria ambiental

El CICA fue creado en 1982 y con el paso del tiempo ha llegado a ser uno de los más importantes laboratorios de monitoreo ambiental de Costa Rica.

Este Centro, además de realizar investigación propia, funge como unidad de apoyo a la investigación de otras unidades de la UCR, así como de apoyo al desarrollo de trabajos de graduación de estudiantes de esta Universidad.

Ellos son estudiantes de carreras tan diversas como Química e Ingeniería Química o Industrial, Microbiología, Agronomía, Biología, Biotecnología, Salud Ambiental y Economía Agrícola. También estudiantes de esas carreras realizan labores de asistencia en los laboratorios y apoyan los proyectos de investigación.

Los investigadores del CICA representan a la UCR y al país en diferentes comisiones a nivel nacional e internacional. Además de investigar, realizan actividades de docencia en las facultades y escuelas de Microbiología, Química, Agronomía, Salud Ambiental, Biología, Ingeniería Química e Ingeniería de Biosistemas, entre otras.

Además, el CICA presta servicios a empresas públicas y privadas de todo el país que requieren análisis de laboratorio para detectar la presencia de contaminantes. Entre las sustancias que el CICA investiga y analiza se encuentran: plaguicidas, gases de efecto invernadero, metales pesados y contaminantes emergentes, así como parámetros físico-químicos de calidad de aguas.

Adicionalmente, el Centro efectúa estudios que esclarecen cómo esos contaminantes se mueven desde la fuente de origen a través de los ecosistemas.

Sobre la importancia del CICA para el país, Dr. Rodríguez recalcó que “nuestro Centro de investigación no solamente ejecuta valiosos aportes en materia de monitoreo ambiental de diferentes contaminantes, sino que además propone y desarrolla estrategias para eliminar, reducir y mitigar los efectos de esa contaminación, gracias a un trabajo multidisciplinario realizado por un equipo de trabajo altamente comprometido”.

Seguir avanzando

El Dr. Rodríguez explicó que en los próximos meses se instalará en el Centro un nuevo equipo de alta tecnología llamado “Espectrómetro de Masas de Relación Isotópica” (IRMS por sus siglas en ingles), con el cual se podrá cuantificar la relación en que diferentes isótopos de un mismo átomo se encuentran en una muestra líquida o sólida.

La relación isotópica es una eficaz herramienta para el estudio de una enorme cantidad de procesos físicos, químicos, biogeoquímicos e hidrológicos en el medio ambiente.

En ese sentido, el Bach. Johan Molina Delgado, coordinador del Laboratorio de Calidad de Aguas, explicó que “con esta herramienta se pueden caracterizar puntos de recarga de acuíferos, discernir entre los posibles orígenes de diversos contaminantes,  realizar estudios de variabilidad y cambio climático, y procesos de interacción en la biosfera, determinar la respuesta de las plantas al estrés hídrico, determinar el trazado de erosión de suelo en microcuencas, determinar la dinámica del transporte de contaminantes orgánicos, como plaguicidas, antibióticos, medicamentos, adulteración de productos alimenticios y farmacéuticos, entre otros”.

De los seis laboratorios del CICA, dos cuentan con ensayos acreditados, al igual que la Unidad de Muestreo, lo que garantiza la alta calidad de los análisis que se le soliciten de residuos de plaguicidas en diferentes tipos de muestras, así como de los análisis de aguas para consumo humano o de aguas residuales.

El CICA fue reconocido en el 2008, por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA o IAEA por sus siglas en inglés) como centro de colaboración en el área del aprendizaje en línea y en el establecimiento de capacidades para la protección del ambiente y los alimentos. El Centro ha logrado conservar esta distinción por diez años. Para más información ingresar a la página: http://cica.ucr.ac.cr/

Actualizado el miércoles 20 de marzo del 2019 por César A. Parral, periodista de la Vicerrectoría de Investigación.

 NUEVAS INSTALACIONES DEL CICA

El nuevo edificio del CICA está localizado en la parte norte de la finca 2, de la UCR, en las inmediaciones del Centro de Investigación en Nutrición Animal (CINA). Posee un área de construcción de 1425 m2, lo que representa un  70 % más del área con que contaba antes.

Es un edificio de dos niveles. En el primero se encuentran el Laboratorio de Calidad de Aguas (LCA), el Laboratorio de Análisis de Plaguicidas y Compuestos Orgánicos (LAPCO), el Laboratorio de Gases de Efecto Invernadero y Captura de Carbono (LAGEIC) y el Laboratorio de Aplicaciones Isotópicas y Metabolismo de contaminantes (LAIMEC). También en esta primera planta se ubican la recepción, el cuarto de muestreo y oficinas para investigadores, recintos de cámaras frías, el cuarto de lavado de cristalería, el cuarto de sistemas de alimentación ininterrumpida, cuarto de fibra óptica, cuarto eléctrico, cuartos de balanzas y cuartos de cilindros de gases especiales.

En el segundo nivel se ubican el Laboratorio de Ecotoxicología (LET) y el Laboratorio de Biorremediación (LBR), la Unidad de Investigación Socioambiental (ISA) y la Unidad de Aseguramiento de la Calidad (UAC), además de el área administrativa,  una sala para capacitaciones y otra de reuniones, el archivo,  el comedor, un espacio para pasantes y  los cuartos de fibra óptica y eléctrico.

En las nuevas instalaciones todos los laboratorios cuentan con espacios más amplios, lo que les ha permitido adquirir nuevos equipos de alta tecnología para tener una mayor capacidad analítica y aplicar nuevas metodologías de mayor calidad.