Noticias

Iniciativas del MICITT ofrecen apoyo a innovadores

Alina Rodríguez R, S.U.
Edición: César A. Parral

Tres proyectos del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (MICITT) dan sus primeros pasos para incentivar y dar apoyo a personas interesadas en innovar en estas áreas.

David Bullón Patton, director de Innovación del MICITT.Foto tomada de Twitter.

El Huella Pyme, un proyecto que busca apoyar a pequeñas y medianas empresas a desarrollar proyectos de innovación, inició en el 2014.

En la segunda mitad de este año se le unirán el InnoLab, que pretende respaldar a científicos e ingenieros, para que desarrollen proyectos con base en tecnología; mientras tanto, Ruta IN dará formación en un laboratorio digital a jóvenes con vocación en ciencia y tecnología.

David Bullón Patton, director de Innovación del MICITT habló sobre los proyectos y algunos temas relacionados.

Alina Rodríguez (A.R.): ¿Están desligados muchas veces el sector productivo y los investigadores y científicos que innovan, desde la academia?

David Bullón (D.B.): Costa Rica tiene la fortuna de tener a muchos científicos talentosos que tienen un verdadero interés en lograr que sus ideas tengan un impacto en la sociedad.

Lamentablemente enfrentan incentivos que premian más bien las publicaciones, por encima de los proyectos de innovación. Esto, entre otras cosas, tiende a generar una separación entre el mundo de las ideas y el mundo de los problemas que requieren soluciones.

A.R:¿Qué implica para los investigadores que sus proyectos no tengan contacto con el mercado?

D.B: La experiencia internacional demuestra que cualquier proyecto que logra impactar a la sociedad comienza con entender a profundidad un problema y las personas afectadas por el problema. Cuando se piensa en términos de negocios innovadores, se habla del contacto con el mercado.

Sin embargo, en el caso de innovaciones sociales, podría tratarse de contacto con un grupo de beneficiarios. Sin ese contacto, será muy difícil para un investigador desarrollar una innovación que vaya a ser adoptada por un grupo de beneficiarios o comprada por un grupo de clientes.

A.R.¿Cómo impulsar al sector privado a buscar el establecimiento de vínculos con la academia?

D.B: El primer paso es asegurar que las empresas también puedan “aprender haciendo”. Existen diversas barreras que evitan que las PYMES (Pequeñas y Medianas Empresas) opten por iniciar proyectos de innovación.

Por lo general los proyectos de innovación son riesgosos, porque implican hacer cosas nuevas y a veces costosas con resultados inciertos. Para una empresa que innova por primera vez, la experiencia internacional ha encontrado que puede ser importante incentivar a estas empresas con fondos no reembolsables públicos para que el gobierno comparta el riesgo con el empresario.

Además, es importante ofrecerles acompañamiento a las PYMES, para que aprendan a innovar aplicando metodologías que reducen el riesgo del fracaso. Si las empresas entran en el hábito de innovar, entonces irán avanzando hacia nuevas ideas que requieren de conocimiento especializado que solo encontrarán en la Academia. Esta es la lógica del programa Huella Pyme.

A.R: ¿Qué beneficios trae apoyar desde jóvenes a personas con vocación en ciencia y tecnología?

 

D.B: La mayoría de las innovaciones que han sido realmente revolucionarias para la humanidad han involucrado conocimiento científico y tecnológico. Por eso es importante darles a jóvenes con talento para la ciencia y tecnología, la oportunidad de explorar maneras de aplicar su talento a proyectos aplicados a través de la innovación. Algunos de estos jóvenes llegarán a ser académicos que lideran proyectos de innovación de alto impacto. Otros serán científicos o ingenieros que emprenden desde el sector privado.

A.R: ¿Hay que fortalecer la educación básica en estos temas?

D.B: Quisiera recalcar un tema que muchas veces subvaloramos: la importancia de la cultura para impulsar la innovación. Estudios comparativos han demostrado que los focos globales de innovación son lugares donde los actores de la clase creativa han adoptado normas sociales propicias para la innovación.

Algunas de estas normas son: aceptar el fracaso como aprendizaje, confiar y ser confiable, apreciar la diversidad, romper reglas y soñar, abrir puertas y escuchar, experimentar juntos, buscar justicia en vez de aprovechamiento y hacer favores sin esperar nada a cambio.

Si realmente queremos mover la aguja en nuestros indicadores de innovación, necesitamos enseñar estos valores en el hogar y en el sistema educativo.

A.R:¿Qué papel tienen las PYMES en el desarrollo de innovación en el país?

D.B: La mayoría de las empresas costarricenses son pymes y la mayoría de la población económicamente activa trabaja en una PYME. Por esta razón, el desarrollo del país depende del desarrollo de este tipo de empresa e impulsarlas hacia la innovación es una de las maneras más importantes de asegurar que logren niveles de productividad que permitan crear empleos de calidad.

A.R:¿Cómo incentivar a las empresas a invertir más en investigación e innovación?

D.B: Una manera efectiva de incentivar es impulsarlas hacia su primer proyecto de innovación con fondos no reembolsables y acompañarlas en el proceso de aprendizaje. Si tienen una buena experiencia con su primer proyecto de innovación, se sentirán más cómodas innovando en el futuro.

Etiquetas: