Proyectos destacados

Investigan principales retos y oportunidades de la energía eólica

Jeannette Acón Matamoros

La generación de electricidad por medio de energía eólica, surge como una alternativa prometedora.

Fuente:

Nombre del proyecto

Perspectivas de la energía eólica en Costa Rica: estado, retos y oportunidades

Objetivo general

Analizar el contexto costarricense de la energía eólica e identificar los principales retos y oportunidades para su expansión.

Costa Rica tiene un adecuado potencial de generación eólica.

Objetivos específicos

  • Analizar la información sobre la situación de la energía eólica a nivel nacional e internacional.
  • Redactar un informe preliminar
  • Organizar un taller para discutir un borrador del estudio.

Descripción del proyecto

La importancia que tiene la energía eléctrica dentro del desempeño económico, el crecimiento proyectado de la demanda de electricidad y la creciente preocupación ambiental por disminuir la utilización de combustibles fósiles para la generación de energía en general y de electricidad en particular; llevan a preguntarnos como sociedad cuál es el panorama eléctrico en Costa Rica. La generación de electricidad por medio de energía eólica, surge hoy en día como una alternativa prometedora, la cual ha tenido un considerable crecimiento en el país en los últimos 20 años.

A través de una contextualización de la situación internacional y un análisis a nivel nacional, la presente investigación busca realizar un diagnóstico de cuál es el estado de la energía eólica en el país y de cuáles son los obstáculos y oportunidades para su expansión. Con ello se pretende promover un diálogo sobre el rumbo que debería de tomar este tipo de generación a corto, mediano y largo plazo.

La energía eólica surge como una de las alternativas de generación eléctrica más prometedoras. Su relativo poco impacto ambiental, la evolución en su tecnología y el descenso reciente en sus costos, han llevado a un aumento considerable en su uso y han conducido a posicionarla, junto a la energía solar, como uno de los tipos de generación eléctrica con mayor crecimiento a nivel mundial, según la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas de International Energy Agency).

La metodología empleada en la investigación consistió en una amplia revisión bibliográfica de fuentes internacionales y nacionales, realizada en la web y en documentos oficiales de diferentes fuentes, como el Instituto Costa rricense de Electricidad (ICE), el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), etc.. Se realizó un taller con expertos en la materia, en que se discutió el informe, para su enriquecimiento. 

Costa Rica se ha caracterizado por emplear predominantemente fuentes renovables de energía.

Logros destacados

Se reconoce entonces el potencial de la generación eólica en el país, pero no se puede dejar de hacer referencia a la conveniencia o no de seguir expandiendo este tipo de energía no firme o intermitente. A lo largo del informe se han expuesto los múltiples beneficios de la generación eólica; no obstante, también se ha señalado que uno de sus principales retos es su intermitencia, es decir, que su disponibilidad no está garantizada durante todo el día o durante todo el año, dependiendo completamente de las condiciones naturales y el estado del tiempo. A este tipo de fuentes se les llama también energías renovables variables (ERV).

Dada su intermitencia, aumentar la penetración en un sistema eléctrico de las ERV -como la energía eólica y solar- necesita de un respaldo que actúe en aquellos momentos donde las condiciones naturales no permitan que estas generen electricidad y así asegurarse de que el servicio eléctrico no sea interrumpido. En este sentido, en la hoja de ruta de expansión de la energía eólica terrestre emitida en el 2015 por el ICE, se enfatiza que a la hora de planificar la expansión de la generación eólica no solo se debe de analizar la capacidad del país para ampliar la generación, si no que por su naturaleza intermitente, el análisis debe de ir necesariamente acompañado de la búsqueda de un respaldo.

En el Plan de Expansión de la Generación 2016-2035 se recomienda que este respaldo sea brindado por la Planta Hidroeléctrica Diquís, que se encuentra en etapa de consulta a comunidades indígenas, pero cuya realización parece cada vez más difícil.

Se concluye entonces, que Costa Rica tiene un adecuado potencial de generación eólica, pero las inversiones requeridas son elevadas, por lo que las posibilidades de expansión deben enfocarse en el sector privado, con el sector público como promotor. Además, por tratarse de una energía no firme, su expansión requiere fuertes inversiones en energía firmes de respaldo.  

Recomendaciones

El documento realiza una serie de recomendaciones técnicas para optimizar la incorporación de mayor proporción de ERV al Sistema Eléctrico Nacional (SEN). Para empezar, este sugiere distribuir las instalaciones de ERV por todo el territorio –no concentrándolas en Guanacaste- para cargar menos la red y reducir los requerimientos mínimos de reservas operativas.

También, recomienda que la expansión de la oferta de ERV no se centre únicamente en la energía eólica y que incorpore ampliamente la energía solar a pequeña y gran escala, dado que esta última puede complementarse de buena manera con el almacenamiento de alta capacidad hidroeléctrica de regulación diaria.

Luego, con el objetivo de reducir al mínimo la generación por medio de combustibles fósiles, a través de la expansión de las ERV, se indica que dicha expansión debería darse al punto de suplir la demanda que no puede cubrir la generación hidroeléctrica y geotérmica durante la época seca.

Así mismo, durante la época lluviosa se debería de usar mayoritariamente la energía hidroeléctrica. Después, este propone que se le permita al operador limitar la potencia a la generación, ya sea de ERV o hidroeléctrica, según criterios previamente definidos.

Por último recomienda que el código de la red sea actualizado, que se desarrolle un método más avanzado para determinar la demanda por reservas en función de la carga y las fluctuaciones de ERV. De igual forma, que se fijen requisitos más bajos de reservas para evitar costos innecesarios, entre otras recomendaciones técnicas ampliamente desarrolladas en el documento.

En síntesis, el país cuenta con las condiciones técnicas para una mayor penetración de energías renovables variables o no firmes hasta el punto de cubrir el aumento neto en la demanda de electricidad entre 2018 y 2024, no obstante llevarlo a cabo tendría un alto costo económico. En este contexto, la decisión depende de si además de la buena disposición, el país podrá contar con los recursos para financiar una expansión de las ERV -y en particular de la eólica- de la magnitud mencionada.

Las costosas incursiones del sector público en la generación eólica sugieren entonces, que es preferible que este tipo de desarrollos se deje en manos del sector privado. Este último ha demostrado, como se ve en los resultados del estudio de la CGR del 2016, que puede desarrollar proyectos de generación con CNE similares al promedio internacional.

Entonces el sector público podría actuar como ente facilitador de inversiones privadas eólicas a través de incentivos o mecanismos de apoyo. A su vez, el sector público podría aprovechar y concentrarse en emplear su mayor capacidad financiera en proyectos de gran envergadura, que difícilmente podrían ser llevados a cabo por entes no públicos (como el desarrollo de proyectos geotérmicos o hidroeléctricos), dejando aquellos de menor capacidad a los desarrolladores privados.

Área geográfica de influencia

Población beneficiaria

Entidades tanto públicas como privadas relacionadas al sector eléctrico, encargados de desarrollar la política energética, la academia y la sociedad costarricense en general.

Participación de instancias e instituciones internas y externas:

Revisión de documento del ICE y MINAE