Noticias

Promueven cambios en modelo de investigación de la UCR

César A. Parral

La Vicerrectoría de Investigación impulsa nuevas estrategias en la gestión académica de la investigación en la Universidad de Costa Rica (UCR). Así lo anunciaron el Dr. Fernando García Santamaría, vicerrector de investigación y la Dra. Mónica Salazar Villanea, directora de gestión de esta instancia universitaria durante una reunión con directores de unidades de investigación.

El Dr. Fernando García Santamaría, vicerrector de investigación de la UCR, se refirió a algunos aspectos centrales de una propuesta que busca generar cambios en la forma en que se realiza la investigación en la UCR. “Esto tenemos que hacerlo todos juntos desde una perspectiva institucional, tomando en cuenta las necesidades del país”, agregó el Vicerrector.

La propuesta surgió a partir de un amplio proceso de consulta y visitas realizadas por autoridades y funcionarios (as) de la Vicerrectoría desde el 2016. Posteriormente estas fueron sometidas a un análisis riguroso por parte grupos de trabajo conformados por académicos (as) e investigadores (as) de diferentes unidades de la UCR.

Según manifestó el Dr. García, la iniciativa promueve cambios en la gestión, evaluación, promoción y difusión de la investigación y  podría llevar a modificaciones en los reglamentos de la investigación y de régimen académico y servicio docente de la UCR.

En una reunión realizada la semana pasada con cerca de 40 directores (as) de unidades académicas y de investigación, el Dr. García dejó claro que esta es una propuesta que está en proceso de consulta y la idea es contar con el criterio de la comunidad investigadora de todas las áreas académicas de la UCR.

De hecho ya están planificadas otras reuniones de consulta similares para el próximo jueves 24 de agosto,  dirigida a comisiones, consejos de investigación y directores de unidades,  y la siguiente el jueves 31 de agosto del 2017, abierta a todas las personas investigadoras de la UCR. Ambas se realizarán a las 9:00 a.m. en el auditorio de la  Unidad de Conocimiento Agroalimentario (UCAGRO).

En la actividad de presentación, el Dr. García se refirió a la importancia del recurso humano y a la necesidad de que este tenga las capacidades y habilidades necesarias para realizar investigación; así como aprovechar las mejores prácticas de grupos de investigación consolidados para desarrollar investigación de alto nivel académico.

También  hizo referencia a las dificultades económicas que enfrenta el país de cara a la negociación del FEES (crisis fiscal y de liquidez), los escasos recursos con que cuenta la Vicerrectoría de Investigación  y  la necesidad de buscar nuevas formas de financiamiento de la investigación, ya que actualmente solo el 10% del presupuesto de investigación proviene de fondos externos.  “Uno puede esperar lo mejor, pero tenemos que planificar para lo peor”, enfatizó el Vicerrector.

El Dr. García considera que uno de los temas que a  su criterio limita la investigación en la UCR,  son las disparidades que existen entre unidades  de investigación y al hecho de que haya una gran cantidad de docentes contratados en jornadas menores de medio tiempo.

A su juicio el apoyo en tiempos tiene que venir de las unidades académicas, pues la Vicerrectoría solo cuenta con 53 tiempos completos, pero la demanda es de 100 tiempos completos por año, y eso no es suficiente para consolidar grupos de investigación.

“Nosotros no podemos seguir trabajando  la investigación de esta manera y esperar resultados diferentes (…) Tenemos que entender que ya se tocó techo y si nosotros nos vamos a  querer desarrollarnos como Institución en términos de investigación, tenemos que buscar los espacios posibles para el crecimiento y el desarrollo”, enfatizó el Dr. García.

Estrategias de mejora

En la segunda parte de la actividad la Dra. Salazar hizo la presentación formal de la propuesta denominada “Estrategias de mejora en la gestión académica de la investigación”, la cual tiene como objetivo mejorar los procesos de investigación académica de alta calidad y su evaluación estratégica.

Esta iniciativa se fundamenta en las personas que investigan y en sus capacidades,, tomando en cuenta las experiencias exitosas; promueve mejoras en la evaluación de la investigación; simplifica los procesos e identidad institucional; propone la creación de nuevos fondos concursables para acceder a recursos para investigación  e impulsa la corresponsabilidad en el uso de estos.

Toma como puntos de partida la incidencia nacional de investigación por medio de la docencia y acción social,  la pertinencia local  y capacidad de respuesta ante necesidades nacionales e internacionales; busca una mayor comprensión de la diversidad epistemológica, metodológica y plural en la Institución y promueve la investigación de manera colectiva.

En caso de que la propuesta se ejecute, en adelante las investigaciones deben explicitar la intencionalidad en la generación de conocimiento e ir más allá de la publicación científica buscando el diálogo permanente con las comunidades y otros actores; el recurso humano debe administrarse de manera que permita el desarrollo de la carrera académica a partir del perfil de contratación; la evaluación debe ser constante por medio de pares y debe garantizarse el respeto a los valores de la UCR.

De acuerdo con la Dra. Salazar, la propuesta identifica tres ejes de trabajo: respeto a la diversidad en la investigación y nuevas formas de difusión y divulgación de sus resultados, productos e impactos, la promoción de la calidad y la excelencia y el fomento a la investigación multi y transdisciplinaria con capacidad de convocatoria y diálogo con diversos actores sociales.

En este sentido, considera importante tomar en cuenta la variabilidad y heterogeneidad de los niveles de consolidación de los grupos de investigación, fomentar procesos de evaluación de las personas investigadoras en sus propias unidades y considerar el impacto según la disciplina de que se trate.

También busca  un cambio hacia la investigación por medio de grupos de investigación en proyectos conjuntos, reconocimiento a los liderazgos colectivos y considera la participación etaria,  de género y étnica; para ello las unidades deben convertirse en escuelas de investigación.

Buenas prácticas de investigación

Como parte del proceso de consulta y análisis realizado,  los proponentes identificaron grupos con experiencias exitosas en todas las áreas académicas que pueden servir de modelo para generar cambios en la investigación en la UCR.

En su exposición la Dra. Salazar destacó diez características  que tienen estos grupos: Generan conocimiento colectivamente, fomentan el trabajo grupal con la participación de estudiantes de grado y posgrado, parten de preguntas de investigación bien planteadas y discutidas críticamente y comprenden la importancia de las publicaciones para dar a conocer los nuevos conocimientos.

En estos grupos las personas de mayor experiencia y excelencia en investigación ocupan puestos de dirección y participan en consejos científicos y comisiones, los órganos colegiados entienden la importancia de la revisión de pares internos y externos y mantienen un compromiso con la transparencia y la excelencia.

Las iniciativas individuales se discuten y valoran en grupos de trabajo para ser mejoradas, se promueve la búsqueda de fondos externos, se comparten las estrategias para obtenerlos y se reconoce que quienes hacen la investigación no necesariamente son quienes la divulgan.

La presentación de la propuesta estuvo a cargo de la Dra. Mónica Salazar Villanea, directora de gestión de la investigación de la Vicerrectoría de Investigación.

Evaluación de la investigación

La propuesta también contempla una redefinición de los criterios e instrumentos de evaluación de la investigación. Previamente estos criterios fueron sometidos a estudios psicométricos por parte de la Vicerrectoría y fueron analizados por un grupos de trabajo conformados por la Dirección de Gestión de la Investigación. 

La revisión permitió identificar limitaciones en cuatro aspectos: calidad y excelencia, pertinencia y relevancia, integración y sinergia y productividad e impacto.

Los expertos determinaron que los instrumentos actuales no permiten discriminar la calidad de los proyectos ni priorizar la asignación presupuestaria, la interpretación de los criterios es disímil y los usos son diversos,  no necesariamente involucra pares externos en el proceso de evaluación y pueden haber limitaciones y sesgos en la evaluación entre colegas.

Además,  las evaluaciones finales no tienen una consecuencia vinculante y no se evalúan los resultados, productos, e impacto; también es importante ampliar la visión de difusión y divulgación del conocimiento.

En este sentido, los expertos recomendaron  simplificar algunos formularios y eliminar algunos de ellos, así como garantizar la evaluación de la calidad y la excelencia por medio de pares internos y externos.

Esta nueva modalidad implica que deberán ser los órganos colegiados de las unidades académicas y de investigación quienes tengan la responsabilidad de priorizar de manera razonada y justificada las propuestas que se presenten ante  la Vicerrectoría de Investigación.

Según manifestó la Dra. Salazar, previo a la implementación de los formularios modificados, para la evaluación de las nuevas propuestas 2018 se realizará una convocatoria abierta a una sesión de trabajo para discutir sobre las posibles dudas en la comprensión de los ítemes desde diversas áreas del conocimiento.

Además, se elaborará  un breve instructivo para llenar los formularios y una prueba piloto aplicándolos en una muestra de las propuestas nuevas ya evaluadas en el 2017.

Propuesta bien recibida

En la tercera parte de la actividad los asistentes tuvieron la oportunidad de referirse a la propuesta presentada y otros temas de su interés. En general la iniciativa fue bien acogida por una buena parte de los directores presentes, aunque algunos (as) de ellos objetaron ciertos temas o sugirieron otros para mejorar la propuesta.

Algunos de los asuntos tratados por los asistentes versaron sobre el uso de los tiempos docentes, las investigaciones sin asignación de jornada, las limitaciones para contratar asistentes, el uso, adquisición y mantenimiento de equipos para investigación, la priorización de proyectos por parte de los órganos colegiados y los excesivos trámites burocráticos en la labor de investigación.

También enfatizaron la necesidad de que haya una mejor coordinación o claridad en los mecanismos y procedimientos que deben cumplirse en docencia, investigación y acción social, recomendaron hacer cambios en el sistema de régimen académico y destacaron la importancia de los pares externos en la investigación.

Otras recomendaciones planteadas por los investigadores fueron la creación de una entidad universitaria especializada en la divulgación científica, la creación de una instancia permanente conformada por las personas que dirigen unidades de investigación y representantes de la Vicerrectoría y un mayor apoyo y acompañamiento de las investigaciones de posgrado en unidades de investigación. 

La actividad se realizó el  martes 8 de agosto del 2017 en la Unidad de Conocimiento Agroalimentario (UCAGRO) de la UCR, y contó con la participación de aproximadamente 40 directores (as) de unidades académicas y de investigación y funcionarios (as) de la Vicerrectoría de Investigación.