Noticias

Musicar presenta su “Vitrina de experiencias musicales” y estrena sitio en Internet

Manrique Vindas Segura

El Observatorio Musicar, que promueve un innovador enfoque para enseñar y aprender música, realizó su encuentro anual entre sus “musicantes” y el público, este 29 de noviembre en la sala María Clara Cullell de la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica (UCR).

El Grupo Gogo Kuto, se fundó en el 2015 y es parte de la comunidad de Musicar e interpretó sus composiciones “Hamboi”, “El viejillo” y “Ojos de la Luna”.

En el encuentro los participantes activos del Observatorio Musicar, es decir los “musicantes”, mostraron al público sus avances, resultados y presentaciones que han llevado a cabo en el marco de este  innovador enfoque de abordaje musical, que promueve la Escuela de Artes Musicales de la UCR, con el apoyo de sus Vicerrectorías de Acción Social  y de Investigación. Esta última por medio de la Unidad de Gestión y Transferencia del Conocimiento para la Innovación (PROINNOVA).

Enfoque innovador

La iniciativa denominada Musicar es un proyecto de investigación y docencia que el Dr. Guillermo Rosabal Coto viene desarrollando, hace más de diez años, desde la Escuela de Artes Musicales, en el cual sigue un modelo pedagógico que se distancia totalmente del aprendizaje tradicional e institucionalizado de las aulas.

El Dr. Rosabal explicó que Musicar funciona como una red gratuita, horizontal y colaborativa de expresión, creación y crítica en torno a la música, inspirada en el modelo de redes colaborativas de educación planteadas hace cuatro décadas por Paulo Freire, Ivan Illich y Christopher Small. Es una red voluntaria y autodirigida, en la que interactúan personas con iguales o distintos intereses.

Agregó que en el seno de Musicar, el aprendizaje y socialización de la música se dan de forma diferente a la tradicional, pues se basa en maneras no institucionales de compartir, consumir y experimentar las músicas en la sociedad globalizada.

Además efectúa investigaciones sobre las interacciones y el “musicar” de las personas y grupos involucrados en las cuales participan estudiantes de música de la UCR. También ofrece capacitaciones y formación en línea de forma conjunta con otras organizaciones.

Sitio en Internet

Durante el evento “Vitrina de experiencias musicales” del 2016, el Dr. Rosabal aprovechó para presentar el nuevo sitio oficial en Internet del observatorio, el cual se puede visitar en la dirección http://www.obsmusicar.ucr.ac.cr/

Explicó que el objetivo es que “diferentes musicantes en Costa Rica, Centroamérica, Latinoamérica, e idealmente del mundo global, nos conectemos e interactuemos. En este momento lo que tiene principalmente son recursos de acceso libre y enlaces en español, pero pronto estará también en inglés”.

Los integrantes de la red podrán subir y descargar  audios y vídeos musicales y dar realimentación colectivamente en la plataforma virtual de Musicar; o bien se involucran en crear, interpretar y difundir composiciones musicales colectivas.

Como ejemplo mencionó que “conforme vayamos generando experiencias como la de esta mañana, se irán “posteando” en el sitio y usted se inscribe como usuario o miembro de la comunidad Musicar. Entonces puede comentar sobre esta experiencia e interactuar con la persona que publicó su experiencia musical”.

“La página no es la única herramienta, sino que ella nos va a alimentar las redes sociales, entonces básicamente todas las interacciones se van a dar en Facebook.”, concluyó Rosabal.

Para más información comunicarse al correo-e: guillermo.rosabal@ucr.ac.cr

Musicar promueve el aprendizaje y socialización de la música de forma diferente a la tradicional. Se basa en maneras no institucionales de compartir, consumir y experimentar la música.

¿QUÉ ES MUSICAR?

Musicar, como concepto en un verbo en infinitivo, fue acuñado por el músico y educador neozelandés Christopher Small (1927-2011) en los años setenta, con su obra (“Música, sociedad y educación” en 1977 (“Music, Society, and Education”), y desarrollado en “Música de la lengua común” en 1987 (Music of the common tongue) y “Musicar” en 1998  (Musicking). Small, en su obra, puso en evidencia que la sociedad occidental capitalista privilegia relaciones que distancian la música de las personas, principalmente mediante las salas de concierto, la industria musical, y la educación musical formal. Small propone la afirmación, exploración, y celebración de relaciones diferentes ignoradas o anuladas o hasta el momento, en el régimen establecido (establishment) musical occidental. Por ejemplo: La enseñanza se basa en procesos de formación guiada por un(a) docente y propósitos de instituciones educativas, y la atención recae en el(la) docente. Por otro lado, la educación se centra en cualquier situación donde se da el aprendizaje musical, y la atención está sobre el(la) aprendiz. En el Musicar, el enfoque debe ser las relaciones que son relevantes para todas las personas participantes, a quienes consideramos musicantes.

Musicar es un proyecto de investigación y docencia que el Dr. Guillermo Rosabal Coto viene desarrollando, hace más de diez años, desde la Escuela de Artes Musicales.

Video de la serie Sinapsis sobre el proyecto Observatorio Musicar